Préstamos ICO: primera opción de financiación

Dentro del ámbito general de la financiación a las empresas, merece un lugar destacado la que realiza el ICO ( Instituto de Crédito Oficial) a través de acuerdos de colaboración con las distintas entidades de crédito. Son los conocidos como Préstamos ICO.

Por una parte, el ICO establece la dotación económica total y las principales características y condiciones financieras de las diferentes líneas de financiación, y por otro lado, son las Entidades de Crédito quienes asumen el riesgo de impago, se encargan del análisis y viabilidad de la operación, determinan las garantías a exigir, y deciden sobre la concesión o no de la financiación. Una vez aprobada la operación, dichas Entidades formalizan los correspondientes contratos con sus clientes con los fondos que le son entregados por el ICO.

El mayor atractivo de estas líneas de financiación es su menor coste para el solicitante, por lo que deben ser nuestra primera opción a la hora de solicitar financiación. Podemos formalizar estas operaciones mediante préstamo o leasing.

Las Entidades de Crédito responden en todo caso frente al ICO de la devolución de la financiación otorgada por éste, al igual que el cliente final responde frente a la Entidad, del cumplimiento de las obligaciones establecidas en la operación formalizada.

Existen varias líneas de financiación dentro de los Préstamos ICO, siendo la más importante la que se llama “Empresas y Emprendedores”, por ser la de aplicación general por sus condiciones, que pasamos a resumir a continuación.

Público Objetivo de los Préstamos ICO

Las personas facultadas para solicitar este tipo de financiación son las siguientes: autónomos, empresas, Entidades Públicas y Privadas (Fundaciones, ONGs, Administración Pública, …) y en el caso de rehabilitación o reforma de edificios, elementos comunes viviendas, las comunidades de propietarios, las agrupaciones de comunidades de propietarios y los particulares.

Proyectos financiables

Serán financiables a través de esta Línea:

  1. LIQUIDEZ: Para cubrir las necesidades de circulante. Hasta el 100% en operaciones hasta 3 años y hasta el 50% en operaciones de 5 a 20 años.
  2. INVERSIÓN:

– La adquisición de activos fijos productivos, nuevos o de segunda mano.

– La adquisición de vehículos turismos cuyo precio no supere 30.000 euros más IVA.

– La adquisición de empresas.

Para comunidades de propietarios, agrupaciones de comunidades de propietarios y particulares, hasta el 100% del proyecto de rehabilitación o reforma de edificios, elementos comunes y viviendas (IVA, o impuesto de análoga naturaleza incluido).

Plazo de ejecución

La ejecución de los proyectos de inversión deberá materializarse en su totalidad en un plazo máximo de 12 meses, desde la fecha de firma del contrato de financiación.

Antigüedad de las inversiones: se podrá solicitar financiación para las inversiones realizadas desde el 1 de enero de 2013, siempre que se pueda justificar documentalmente, mediante la correspondiente factura.

Hasta el 100% del proyecto de inversión, incluido IVA o impuesto de análoga naturaleza (excepto leasing), con con un límite de hasta 10.000.000 €, en una o varias operaciones por cliente y año, para el conjunto de las Entidades Financieras.

En la siguiente imagen le mostramos un esquema aclaratico del funcionamiento general de los préstamos ICO:

préstamos-ICO